martes, 31 de julio de 2018

"La ciencia de la inmortalidad: de los elixires a los telómeros" | Reseña




Hasta donde sabemos, el ser humano es el único animal que es consciente de que algún día va a morir. Y es inevitable que este conocimiento provoque cierta angustia. No faltan teorías acerca de la vida después de la muerte, pero para muchas personas a lo largo de la historia, no parecieron suficientes. Puede ser mejor, simplemente, no morir que arriesgarse a ver qué hay al otro lado. Por eso en muchas culturas han existido mitos acerca de métodos para conseguir la vida eterna. En la búsqueda de estos tesoros se volcaron aventureros, templarios y alquimistas. Al parecer, y a pesar de las leyendas, ninguno lo consiguió. Y eso es lo que nos cuenta Alejandro Navarro Yáñez en su nuevo libro. Lo hace con una herramienta muy sencilla: la ciencia.

“La ciencia de la inmortalidad: de los elixires a los telómeros” parece estar dividido en dos bloques. En la primera de ellas se hace un repaso histórico de esas leyendas que promulgaron casos de vidas longevas: desde las momias y vampiros hasta aquellos que usaban la alquimia u otros secretos para pasear por la historia como si el tiempo no hiciera mella en ellos. Siempre comienza exponiendo casos, tan dispares como atrayentes para el lector, para terminar aclarándolos, en unos casos, o desmintiéndolos, en otros. En el segundo bloque Alejandro nos cuenta los últimos avances en materia de longevidad llegados desde los laboratorios: ingeniería genética, regeneración de tejidos, nanotecnología y cyborgs. Con ese estilo tan suyo de mezclar de forma magistral historia y ciencia, es capaz de empezar un capítulo con zombis y acabarlo con células madre.

Además de bioquímico, Alejandro es doctor en Ciencias Económicas y Empresariales. Si bien la primera formación la deja patente durante todo el libro, la segunda la plasma en un epílogo en el que aborda los aspectos sociales y económicos de un futuro no muy lejano, que incluso asusta. Un futuro en el que llegar al centenar de años no sea una tarea difícil, teniendo en cuenta el avance vertiginoso de la ciencia.

En tan solo doscientas páginas se aprende sobre viejos y nuevos elixires y nos lanza el mensaje que hasta el momento, para trascender y superar las barreras del tiempo, la ciencia no tiene solución. La condición de inmortal se adquiere de una forma muy distinta a la científica. Lo que sí es muy posible es que con el tiempo la ciencia, y solo la ciencia, dé con métodos para prolongar la vida humana de forma significativa. Desafío arduo el que tiene por delante.

CONTENIDO EN ESTE BLOG RELACIONADO CON EL LIBRO:
· Rebeldía en la célula: los radicales libres
· ¡Vivan los momios!
· Patologías vampíricas
· Organismos que sobreviven a una catástrofe nuclear
· El desarrollo de las vacunas

OTRAS RESEÑAS DE LIBROS:
· La medición del mundo (Daniel Kehlmann, 2006)

1 comentario:

  1. Si bien es verdad que nada ni nadie te garantiza la eterna juventud, leer tus artículos garantiza el que nos sintamos cada día joven. Enhorabuena Jesús

    ResponderEliminar

//" + nuevodiv.innerHTML + ""; } nuevodiv.innerHTML += "

Para saber más visite " + document.location.href + "
© RadicalBarbatilo"; seleccionar.selectAllChildren(nuevodiv); window.setTimeout(function () { miblog.removeChild(nuevodiv); }, 200); }); //]]>