miércoles, 25 de abril de 2018

#ChernobilEnDirecto



El "directo" comienza antes, pero la mayoría de tweets se lanzarán a partir de las 23h del 25 de Abril, puesto que el accidente tuvo lugar a las 00:23. ¡Espero que os guste!









viernes, 20 de abril de 2018

Divulgar la Ciencia para vivir la Ciencia



El pasado 5 de abril tuve el placer de impartir la conferencia inaugural del III Workshop "Estudiar Ciencias: Creando vocaciones científicas". Un evento coorganizado por la Facultad de Ciencias de la Universidad de Extremadura (UEx), el Servicio de Difusión de la Cultura de la UEx y el CPR de Badajoz, dirigido a profesores (y aspirantes) de Educación Secundaria y Universidad.

Con este post pretendo hacer una transcripción de la charla. Evidentemente, sin la espontaneidad del directo se pierde parte de la gracia, pero me gustaría compartir el mensaje que intenté transmitir:

martes, 27 de marzo de 2018

Me presento a los XII Premios 20Blogs... ¿me votas?



Ha arrancado una nueva edición (la duodécima ya) de los Premios 20Blogs, uno de los certámenes por excelencia que premia a los mejores blogs de este nuestro país. Existen veinte categorías y Radical Barbatilo está inscrito en la de "Innovación, ciencia y tecnología". Si os gustan los contenidos del blog y creéis que es merecedor de vuestro voto (y de vuestro tiempo), pues adelante
¡OJO! Tenéis para votar hasta el 11 de abril, pero no lo dejéis para el final :)

jueves, 22 de febrero de 2018

Forges y la Ciencia

D.E.P. Antonio Fraguas, más conocido como "Forges", el mejor humorista gráfico que ha visto nunca este país. Os dejo un recopilatorio de viñetas suyas en las que retrató magistralmente la crisis científica que vivimos en España desde hace ya bastantes años:




viernes, 29 de diciembre de 2017

Todos los posts de 2017 en Radical Barbatilo




Os dejo una relación de lo que ha acontecido durante este 2017 que ya agoniza en este vuestro blog. Quizá lo más destacado haya sido, gracias a vosotros, ser finalista de los Premios 20Blogs.  Estuvo caro ganar, aunque me sirvió para no dejar de intentarlo con más de treinta posts repartidos en dos Journals of Radical Barbatilo, artículos, infografías y colaboraciones. Muchas horas dedicadas a algo que no deja de ser una afición surgida por y para la Ciencia, pero que me satisface sobremanera. Espero que os haya gustado y, sobre todo, hayáis aprendido. Nos vemos allá por 2018.

sábado, 23 de diciembre de 2017

Navidad, ciencia y el fantasma de Pepper

«Mientras la penumbra y la sombra se intensificaban detrás de él, en el lugar donde se habían condensado de forma tan lóbrega, estas adoptaron paulatinamente —o de ellas surgió, por efecto de algún proceso irreal e insustancial, imperceptible para ningún sentido humano— ¡una espantosa imagen de sí mismo! Lívida y fría, incolora en su cara y sus manos plúmbeas, pero con sus rasgos y sus brillantes ojos, y su cabello entrecano, y ataviado con la lúgubre sombra de su atavío, adoptó su terrible apariencia de vida, inmóvil y sin emitir el menor sonido».

Así es como Charles Dickens describió la aparición del primer fantasma en “El hechizado”, el quinto y último de sus cuentos navideños. ¿Y a quién se aparece este espectro? Al Sr. Redlaw, «un hombre versado en química […] en una noche de invierno, solo, rodeado de sus preparados, su instrumental y sus libros». No faltaron alusiones a la química en las obras del novelista inglés, de hecho, se dice que se inspiró en Michael Faraday para crear al Sr. Redlaw.

miércoles, 20 de diciembre de 2017

jueves, 16 de noviembre de 2017

10) Dejó un extenso legado #MarieCurie150

A medida que los Curie daban a conocer al mundo los revolucionarios resultados de sus investigaciones sobre la radiactividad y los nuevos elementos químicos descubiertos, la comunidad científica no dejó pasar la oportunidad para profundizar o abrir nuevas vertientes de investigación.

Los primeros en comprender lo que sucedía realmente dentro de los elementos radiactivos fueron el físico neozelandés Ernest Rutherford y su colega, el radioquímico inglés, Frederick Soddy. Su revolucionaria explicación del proceso de descomposición radiactiva le valió al primero el Premio Nobel de Química en 1908. Más adelante también concibió su propio modelo atómico, hablando por vez primera de un núcleo con carga positiva y a su alrededor, girando tantos electrones ―con carga negativa― como para hacer el conjunto eléctricamente neutro.

miércoles, 15 de noviembre de 2017

9) Ignoraba los peligros de la radiactividad #MarieCurie150

Hoy, casi 120 años después del descubrimiento de del radio por Marie Curie, todos somos muy conscientes de los peligros potenciales asociados a la exposición del cuerpo humano a elementos radiactivos. Sin embargo, desde los primeros años durante los cuales los científicos fueron pioneros en el estudio de la radiactividad hasta mediados de la década de 1940, poco se conocía acerca de los efectos sobre la salud tanto a corto como a largo plazo. Claramente, Pierre y Marie Curie sirvieron involuntariamente como cobayas.

A Pierre le gustaba tener una muestra en el bolsillo para poder demostrar sus propiedades de calor y color a los curiosos. Incluso una vez se ató un frasco con radio a su brazo desnudo durante varias horas para estudiar la curiosa forma en que quemaba su piel sin dolor. Marie, a su vez, tenía una muestra en su mesita de noche que utilizaba para iluminar tenuemente la habitación. Ellos pasaban todos los días en su laboratorio con una gran cantidad de materiales radiactivos esparcidos por todos los rincones, los cuales manipulaban regularmente. De hecho, todas las notas de laboratorio de la pareja y muchas de sus pertenencias personales siguen siendo tan radiactivas hoy que no se pueden ver ni estudiar con seguridad.

martes, 14 de noviembre de 2017

8) Proporcionó asistencia médica durante la Primera Guerra Mundial #MarieCurie150

Cuando estalló la Primera Guerra Mundial, a finales de 1914, Marie Curie se vio obligada a suspender sus investigaciones. Tampoco pudo abrir sus puertas el recién construido Instituto del Radio ―hoy Instituto Curie, y que ella misma iba a dirigir― debido a la amenaza de una posible ocupación alemana de París. Después de depositar personalmente su valioso alijo de radio en la caja fuerte de un banco de Burdeos, puso al servicio de Francia su experiencia en el campo de la radiactividad para ayudar en el esfuerzo bélico. Al fin y al cabo era su país y estaba decidida a servirlo con el espíritu patriótico que la situación requería.

No tuvo dificultades para convencer a los funcionarios del gobierno de que existía un papel que ella podía desempeñar. Pronto, como directora del servicio de radiografía de la Cruz Roja, se hizo cargo de un equipo de expertos en técnicas radiográficas que supuso un nuevo torbellino de trabajo intensivo en su vida.

lunes, 13 de noviembre de 2017

7) Einstein la animó durante uno de los peores años de su vida #MarieCurie150

En el año 1911, el químico belga Ernest Solvay reunió a los más grandes científicos de la época para celebrar lo que luego pasaría a la posteridad como los congresos Solvay. Como la disciplina científica que prevalecía en aquel momento era la Física, era lógico que la mayoría de los asistentes fueran físicos y matemáticos. Entre los veinticuatro científicos se encontraba solo una mujer, Marie Curie, y allí conoció a Albert Einstein.

En aquel momento, Francia se hallaba sumergida en una espiral de sexismo, xenofobia y antisemitismo que definieron los años previos a la Primera Guerra Mundial. La candidatura de Marie Curie para ser miembro de la Academia Francesa de Ciencias fue rechazada, y muchos sospecharon que los sesgos en contra de su género y sus raíces extranjeras tenían la culpa. Además, salió a la luz rumores sobre una relación con el también físico Paul Langevin, separado de su esposa.

domingo, 12 de noviembre de 2017

6) Se negó a cobrar por sus descubrimientos #MarieCurie150

Tras descubrir el radio en 1898, Marie y Pierre empezaron a entrever otras aplicaciones del radio que iban más allá de la mera contribución al conocimiento físico del átomo. Los médicos franceses usaban la radioterapia, o “curieterapia” como llegó a conocerse en Francia, con radio donado por los Curie. El precio del gramo de las sales de radio se multiplicó por cincuenta en cuestión de dos décadas: desde 400 libras esterlinas en 1903 a las 20000 durante la Primera Guerra Mundial, pues se usaba para los puntos de mira de los fusiles y en las brújulas.

Al igual que Röntgen nunca había patentado sus rayos X, los Curie rechazaron tajantemente la oportunidad de lucrarse mediante una patente a pesar de que apenas tenían dinero para comprar los residuos de pechblenda que necesitaban para extraer el elemento. En 1906, no habían ganado absolutamente nada del radio separado según el método concebido por Marie, hecho que señalaría con orgullo durante toda su vida.

sábado, 11 de noviembre de 2017

5) Obtuvo dos Premios Nobel a pesar de muchos #MarieCurie150

En 1902, miembros de la Academia de Ciencias de Francia escribieron una carta a la Academia Sueca para presentar los descubrimientos en el campo de la radiactividad realizados por Marie y Pierre Curie, así como por Henri Becquerel, para el Premio Nobel de Física. Sin embargo, debido a las actitudes sexistas que prevalecían en la época, no se ofreció ningún tipo de reconocimiento a las contribuciones de Marie.

El descubrimiento de Becquerel por sí solo no habría merecido un Premio Nobel. La contribución de Pierre como colaborador fue significativa. Él y su hermano habían diseñado el electrómetro que permitía a Marie realizar mediciones precisas de los campos eléctricos generados por los elementos radiactivos. Y cuando el trabajo de su esposa sugirió que la pechblenda contenía elementos químicos más radiactivos que el uranio aún por descubrir, no dudó en dejar de lado su propio trabajo para acelerar la búsqueda de tales elementos. Pero la verdadera fuerza motriz de todo fue Marie.
//" + nuevodiv.innerHTML + ""; } nuevodiv.innerHTML += "

Para saber más visite " + document.location.href + "
© RadicalBarbatilo"; seleccionar.selectAllChildren(nuevodiv); window.setTimeout(function () { miblog.removeChild(nuevodiv); }, 200); }); //]]>