Ir al contenido principal

En los brazos de la morfina


El dolor es una parte integral de la vida y, como tal, los intentos de aliviarlo deben ser tan antiguos como la especie humana. Por ejemplo, en el texto sánscrito “Sushruta Samhita”, escrito en torno al año 400 a.C., ya se recomendaba usar alcohol para producir insensibilidad al dolor antes de una cirugía. Dioscórides, un médico y cirujano de la antigua Grecia, también recomendaba a los pacientes tomar mandrágora mezclada con vino antes de la amputación de extremidades.

El opio se conoce desde hace miles de años y su uso para la analgesia quirúrgica se ha registrado desde hace varios siglos. En el s. XVI, Paracelso descubrió que el opio era más soluble en alcohol que en agua y preparó por primera vez el láudano para fines medicinales. Existieron muchas recetas para preparar láudano, siendo la más famosa la del médico inglés Thomas Sydenham (1624-1689). Él mismo llegó a decir que “de los remedios que ha dado Dios al Hombre para aliviar su sufrimiento, ninguno es tan universal y eficaz como el opio. Si echáramos todos los medicamentos al mar, menos el opio, sería una gran desgracia para los peces y un gran beneficio para la humanidad". El láudano se convirtió en la medicina más popular en la Inglaterra victoriana. Por supuesto, era utilizado para el dolor, pero muchos se interesaron por sus efectos euforizantes.


El láudano era muy popular durante la época victoriana.
Se prescribía para todo, desde dolores de cabeza a tuberculosis.


El opio, que se extrae de la planta Papaver somniferum o adormidera, contiene veinticuatro diferentes alcaloides, siendo la morfina (C17H19NO3) el más abundante. Fue el boticario alemán Friedrich Saturner quien la aisló por primera vez en 1803. Por el efecto que provoca de adormecer los sentidos e inducir el sueño, Saturner la llamó así inspirándose en Morfeo, el dios griego del sueño. Según la mitología, éste se distinguió por su habilidad para tomar la forma (morphé) de seres humanos y aparecerse en sueños a los mortales.

Una intensa investigación siguió a este descubrimiento pero la fascinante estructura química de la morfina no se determinó hasta 1925.  Se compone de cinco anillos, tres de los cuales están aproximadamente en el mismo plano. Los otros dos anillos, incluyendo el nitrógeno, están cada uno en ángulos rectos respecto a los tres anteriores.


Estructura química de la morfina.

Hoy en día, la morfina es todavía el analgésico más potente que se conoce. Desafortunadamente, este efecto parece estar correlacionado con la adicción. La codeína, un compuesto similar encontrado en el opio en cantidades mucho menores (0,3-2,0%) es menos adictiva pero también un analgésico menos potente. La diferencia en la estructura es mínima: solo cambia un OH por un CH3O.

Con los años, se hicieron varios intentos para modificar químicamente la estructura de la morfina y así poder separar las propiedades medicinales de las adictivas. En 1898, en el laboratorio de Bayer, donde un año antes el alemán Felix Hoffman había obtenido de forma pura la aspirina, los químicos sometieron la morfina a la misma reacción (de acilación) que había convertido al ácido salicílico en ácido acetil salicílico, un analgésico más fuerte y menos tóxico.

El producto resultante, la diacetilmorfina (comercializado con el nombre de heroína), al principio parecía prometedor, era un narcótico incluso más potente que la morfina. Tan efectivo que se podían administrar dosis extremadamente bajas. Pero su efectividad enmascaraba un problema aún mayor: su fuerte adicción. Los efectos fisiológicos de la morfina y la heroína son similares ya que dentro del cerebro, los grupos diacetilo de la heroína  vuelven a convertirse en los originales OH de la morfina. Pero la heroína, es más liposoluble, permitiendo que se mueva más fácilmente a través de la barrera hematoencefálica del cerebro, donde se transforma, lo que significa un mayor suplemento de morfina que si se administrara por sí sola y, por lo tanto, un efecto más potente a la par que adictivo.


Comparación de las estructuras de la morfina, heroína y codeína.

La morfina simula la acción de las endorfinas, unas sustancias encontradas en el cerebro en bajas concentraciones que actúan como analgésicos naturales y que aumentan en momentos de estrés. Ambos compuestos tienen en común que cuentan en su estructura con una unidad de β-feniletilamina (marcado en rojo en la imagen de la estructura de la morfina), la que se une a los receptores del dolor en el cerebro.

Los científicos forenses explotan una propiedad característica de la morfina mediante el  reactivo de Mecke. Está compuesto de ácido selenioso (H2SeO) disuelvto en ácido sulfúrico concentrado (H2SO4). Si la morfina y el reactivo reaccionan, aparece la siguiente secuencia de colores: verde, rápidamente cambia a azul verdoso, azul, lentamente a verde azulado con un borde amarillo-marrón y finalmente verde oliváceo. Sin embargo, este test únicamente sugiere la presencia de opiáceos, pero no lo demuestra absolutamente. La confirmación final se obtiene a través de técnicas espectroscópicas.


Secuencia de colores para diferentes alcaloides por el reactivo de Mecke.

Espectro de masas de la morfina.


DATOS CURIOSOS:
Sigmund Freud murió en Londres a los 83 años de edad tras una dosis letal de morfina, autorizada por su hija, debido a los insoportables dolores que sufría por un cáncer oral.
•La Coca-Cola, cuya receta secreta está basada en extractos de hoja de coca (de donde también se extrae la cocaína), fue inventada por el farmacéutico estadounidense John Pemberton para curar la adicción a la morfina.
•Todavía hoy no hay métodos sintéticos viables para producir morfina, por lo que todavía se extrae de la adormidera. Sin embargo, existen experimentos preliminares que indican la posibilidad de producirla mediante levaduras genéticamente modificadas.

Comentarios

  1. Un tema exquisitamente tratado. Con todo lujo de detalles y gran profusión científica, construye una historia tan adictiva como la sustancia de la que trata. Enhorabuena.
    Hasta luego

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Símbolos de elementos químicos que ya nadie usa

Seguramente usted esté familiarizado con los símbolos de los elementos que aparecen en la tabla periódica, los cuales están estandarizados por la Unión Internacional de Química Pura y Aplicada (IUPAC) para un uso internacional.
Cuando un científico cree que ha descubierto un elemento nuevo, por lo general, lo anuncia con un nombre y símbolo nuevos. Además, puede que en libros antiguos de texto o revistas de otros países incluyeran elementos que más tarde fueron cambiados de nombre y símbolo una vez que apareció una lista oficial. En la siguiente tabla se presenta una relación de símbolos  y nombres de elementos que cayeron en desuso pero una vez tuvieron un lugar en la Química.
Símbolo Elemento Observaciones A Argón Ahora Ar. Ab Alabamina Nombre dado al falso descubrimiento del elemento astato (At). Ad Aldebaranio Nombre antiguo del Iterbio (Yb). Am Alabamio El alabamio es el nombre anterior dado a la alabamina. Am es ahora usado para el americio.

La rosa de «La Bella y la Bestia»

La rosa roja tiene una larga historia. Su simbolismo se ha asociado con el amor y sus diosas Afrodita y Venus, con la Virgen María e incluso con una política progresista, aunque no mucho en los últimos tiempos, al menos en España. Es la rosa más elegida el día de San Valentín, pero una vez cortada, si se cuida bien, dura solo unos pocos de días, muy lejos de los años que se supone que perduró la rosa encantada de “La Bella y la Bestia”.

La muerte de la generación espontánea

Entre los numerosos interrogantes que los científicos y pensadores se plantearon a lo largo de la Historia, el origen de los organismos que los rodeaban tuvo un papel central. Ante la ausencia de un mecanismo claro que explicara la continua aparición de nuevos animales, muchos se volcaron hacia la llamada generación espontánea, descrita ya por Aristóteles en el siglo IV a.C. y admitida por pensadores como Newton, Bacon o Descartes. Esta teoría sostenía que ciertas formas de vida podían surgir de manera espontánea a partir de materia no viva. Es así como se explicaba que de un trozo de carne descompuesta apareciesen larvas de mosca o ratones de la basura. La idea se mantuvo durante cientos de años.




No fue hasta finales del siglo XVII cuando Francesco Redi y, más tarde, Lazzaro Spallanzzani empezaron a rebatir la teoría de la generación espontánea. Redi descubrió que las larvas no surgían por sí solas, sino que provenían de huevos de moscas. Spallanzani, por su parte, demostró que en fra…

¿Cómo se forman las huellas dactilares?

Las impresiones dejadas por las yemas de los dedos en cualquier superficie se conocen como huellas dactilares latentes. La combinación de sudor con aceites corporales procedente de diferentes glándulas de la piel propicia la impronta que cualquier investigador forense desea encontrar para aplicar sus polvos y productos químicos. A pesar del desarrollo de perfiles de ADN para la investigación criminal, las huellas dactilares siguen siendo el tipo más común de evidencia que se recupera de una escena del crimen.

El accidente de Chernóbil contado para escépticos

La central nuclear de Chernóbil está situada a 110 km al norte de la capital de Ucrania, Kiev, a tan solo 12 km de la frontera con Bielorrusia. Su construcción comenzó durante la década de 1970 y para dar hogar a sus futuros trabajadores y familiares se fundó la ciudad de Prípiat en sus proximidades. Se trataba de uno de los proyectos más prestigiosos de la época. Un intento más de la Unión Soviética de tomar la delantera a su “frío” rival americano en la carrera por dominar la energía nuclear, sería la central nuclear más potente del momento.

El Eco científico de "El nombre de la rosa"

Siguiendo en mi línea de escribir al son de mis inquietudes, me gustaría compartir con ustedes algo que se me ha ocurrido en los últimos días. Os cuento: El pasado 19 de febrero falleció el escritor italiano Umberto Eco e inmediatamente mi padre me invitó a leer “El nombre de la rosa”, para muchos, su obra cumbre. Ya había tenido la oportunidad de leerle con “El cementerio de Praga”, el cual me gustó mucho. Quizá porque la historia está ambientada en la segunda mitad del siglo XIX, una época en la que Europa era un hervidero. El protagonista asiste a momentos históricos como la unificación de Italia o el fin del Segundo Imperio Francés y aparecen personajes reales de la talla de Giuseppe Garibaldi, Sigmund Freud o Alejandro Dumas, algo que suele atrapar y ayuda a entender muchas cosas al leer una novela de Historia.

Enseñar ciencia a través de blogs de divulgación

Recientemente he finalizado el Máster de Educación Secundaria en un intento de abrir un camino más en mi trayectoria científica. Mi trabajo final lo dediqué, ya que estamos inmersos en el tema, a los blogs de divulgación científica, algunos de los vuestros están por ahí, y su aplicación en las aulas. Me lo han publicado en la revista Publicaciones Didácticas y quiero compartirlo con todos vosotros.

¿Por qué cambia el color de los langostinos al cocerlos? [Infografía]

Por Jesús@JGilMunoz
Esta infografía participa en el LIII Carnaval de la Química albergado en el blog amigo quimidicesnews.

La batalla perdida contra el resfriado

>> Descargo de responsabilidad: Este post no es para tomarlo como consejo médico, siempre consulte al suyo propio.
Cada farmacia, sobre todo en esta época, cuenta con hileras de medicamentos diseñados para tratar o prevenir infecciones agudas del tracto respiratorio superior, o lo que es lo mismo: un resfriado común.A pesar de esto, muy pocos de estos medicamentos son capaces de cumplir con su cometido.En la mayoría de los casos, sobre todo cuando atañe a niños, los efectos secundarios de estos medicamentos pueden ser peores que los síntomas a tratar. El término “resfriado” engloba un conjunto de signos y síntomas tan familiares para nosotros como son secreción y congestión nasal, tos, dolor de garganta, estornudos y lagrimeo. Aunque también puede estar asociado a otros datos sistémicos como son fiebre, escalofríos, mialgias o artralgias. La causa más frecuente de los resfriados son los virus, siendo los rinovirus los causantes de aproximadamente la mitad de los resfriados.Otros vi…

El incienso y la mirra más allá de los Reyes Magos

Automáticamente cuando escuchamos incienso o mirra pensamos en los Reyes Magos, o en la Biblia, donde hay varios pasajes en los que se nombran. Junto con el oro, eran los regalos que dichos Reyes entregaron a Jesús al nacer (Mateo 2:1-12). Quizá hoy en día, no le damos al incienso y a la mirra la valía de antaño. Para civilizaciones antiguas como la egipcia, griega o romana tenían un valor inestimable. No solo se usaban para fines religiosos y espirituales, también para aplicaciones farmacológicas. Probablemente, el uso de incienso y mirra era un signo de prosperidad. Su comercio, durante más de 5.000 años, generó en Oriente Próximo un gran bienestar económico, tal vez comparable al actual con la producción de petróleo.



Se cree que babilonios y asirios quemaban incienso y mirra durante las ceremonias religiosas. Los antiguos egipcios compraron barcos cargados de estas resinas a los fenicios, utilizándolas como aromáticos, repelente de insectos, perfumes o ungüentos para heridas y llaga…