martes, 26 de junio de 2018

I have a dream





He soñado que Nicole paraba el último penalti de la Champions femenina de balonmano, mientras terminaba de diseñar mentalmente un nuevo modelo matemático de criptografía. He soñado que Silvia montaba su propia clínica de fisioterapia y trataba con células madre las rodillas de Rafa Nadal, que va a por su 19º Roland Garros. He soñado que Serrano, en un principio, trabajaba con ella, pero sus métodos a lo John Wick lesionaban más que curaban. He soñado que Nora resolvía uno de los crímenes más famosos de la historia y se hacía una habitual de los programas de Cuarto Milenio, eso sí, con su anorak de la suerte.
He soñado que David Izquierdo descubría un conjunto de proteínas clave en la renovación de los telómeros que nos permitirá vivir cientos de años más. He soñado que Carlos Sevilleja detectaba ondas gravitacionales tras el choque de dos galaxias; una de ellas la descubrió él mismo y, evidentemente, la llamó Silvia-2017ILY. He soñado que María Piñuel se hacía cargo de una de las líneas de investigación más potentes de Bayer; la aspirina quedará a la altura del betún con su diseño de una prometedora molécula frente al cáncer; se le ocurrió mientras tocaba el piano en la Ópera de Viena. He soñado que Irene Perea inventaba un nuevo sistema de transfusión con el que ponía fin a las limitaciones entre grupos sanguíneos. He soñado que David Vedriel montaba un megazoológico en El Quiñón, donde reunía al mayor número de especies jamás vista, y ya empezaba a pensar en un Parque Jurásico. He soñado que Gauss hacía honor a su apellido y le daba un nuevo enfoque a la teoría de números, pero siempre al ritmo de bachatas. He soñado que Timotei Rus se hacía un importante magnate y por fin "conseguía las licencias" para construir Eurovegas en Seseña; la comarca de La Sagra se hizo rica en muy poco tiempo gracias a él. He soñado que Lucía Vásquez salía en la portada de la revista Forbes como una de las mujeres más influyentes de la década de 2020; su estilo arquitectónico había dado la vuelta al mundo. 

Algunos sueños se cumplen, otros, sin embargo, no, pero suele ocurrir que lo que pasa realmente es infinitamente mejor. A los que se han quedado por el camino, mucho ánimo. Pensad en todo lo bueno que está por llegar.

Qué suerte la mía haberme encontrado con ustedes mi primer año como profesor. Me lo habéis puesto todo muy fácil. Se han reunido las suficientes condiciones para que tengáis para mí la condición de inolvidables. Quizá no volvamos a vernos nunca más, quizá algún día seamos incluso hasta compañeros. Lo que sí tengo claro es que empezasteis siendo mis mayores críticos y habéis acabado siendo mis mejores colegas.


El acto de esta tarde marca el fin de un camino, pero se os abren muchos otros. Pensad que cada aprobado, cada suspenso, cada acierto y cada error son solo pasos hacia un nuevo objetivo. Pero lo más importante es que sigáis siendo buenas e íntegras personas. Ah, y nunca perdáis la curiosidad ni la ilusión por aprender: "Rascad donde no pica."

¡Enhorabuena y mucha suerte en lo venidero!

PD: Estoy a vuestra disposición para lo que necesitéis.

1 comentario:

  1. Cómo tú, yo tambien soñaba con que algún día esto sucediera, y ha sucedido. Yo jugaba con ventaja, tenía en mi equipo al mejor. Sigue soñando porque a diferencia de otros tus sueños siempre se haran reslidad. Muchisima suerte. Siempre estaremos unidos por algo muy especial, no sé qué es pero existe te lo aseguro.

    ResponderEliminar

//" + nuevodiv.innerHTML + ""; } nuevodiv.innerHTML += "

Para saber más visite " + document.location.href + "
© RadicalBarbatilo"; seleccionar.selectAllChildren(nuevodiv); window.setTimeout(function () { miblog.removeChild(nuevodiv); }, 200); }); //]]>