Ir al contenido principal

Tras la huella del virus de la gripe




El virus de la gripe es un auténtico maestro de la transformación. En unas pocas décadas, su genoma puede evolucionar tanto como los genomas de animales lo hacen a lo largo de millones de años. Eso significa que las proteínas virales, incluyendo aquellas que alertan a nuestro cuerpo de una infección, se reinventan y amenazan constantemente a nuestro sistema inmunológico, y a los fabricantes de vacunas.


A través de los datos recogidos durante temporadas de gripe, se conoce la composición genética exacta de algunos antepasados de los virus que la provocan hoy en día. Dicha información se usa para averiguar cómo los virus se transformaron para esquivar nuestra inmunidad. Es lo que se conoce como Bioquímica Evolutiva.

Los investigadores de esta rama científica tratan de explicar la tremenda diversidad de la vida y determinar exactamente cómo surgió esa diversidad. En lugar de centrarse en cómo las plantas o los animales se adaptaron a diferentes entornos, consideran la diversidad a una escala mucho más pequeña. Su trabajo consiste en explicar cómo ese pequeño conjunto de proteínas que impulsaron las formas de vida primitivas evolucionó en los millones de proteínas especializadas que conducen todos los procesos biológicos hoy.


La Bioquímica Evolutva proporciona las pruebas más convincentes sobre la composición química de nuestros ancestros (sbkb.org).

Explorando los registros genéticos se puede llegar hasta proteínas del virus que existió en tiempos pasados y, a continuación, reconstruir la forma en que evolucionaron. Con una proteína antigua “en la mano” se puede probar cómo le afectaría cambiarle un solo aminoácido, como bien puede pasar durante la evolución, y así conocer la forma física que permitió o limitó su supervivencia.

La serie ordenada de aminoácidos en una proteína se explica por el gen que contiene la información necesaria para fabricarla. Una vez que los aminoácidos adecuados se encadenan, la proteína se pliega en pequeñas estructuras con rincones y salientes que determinarán lo que la propia proteína hará dentro de una célula. La forma plegada de una proteína determina su función, es lo que le permite, por ejemplo, conferir resistencia a un tejido o acelerar ciertas reacciones químicas.

Mutaciones en un gen pueden cambiar la forma de la proteína resultante o alterar sutilmente aspectos de su comportamiento de modo que, con el tiempo, la función de esa proteína cambie. Sin embargo, las posibilidades no son infinitas. Las proteínas que se deshacen o que fallan en el plegamiento no actúan correctamente y no sobreviven al examen de la selección natural. Pero también las mutaciones genéticas a veces remodelan una molécula sólo lo suficiente para dar una oportunidad a otras mutaciones que han fracasado antes, creando oportunidades para nuevas características y funciones que evolucionan.

Durante la evolución, el efecto de una mutación en una proteína puede depender de si otra mutación también está presente. Este fenómeno es similar al juego en el que una palabra se convierte en otra palabra diferente al cambiarle las letras de una en una, pero sujeto a la regla de que todas las palabras intermedias deben ser válidas (ver en la imagen).


Tanto en el juego de palabras como en la evolución, algunos cambios son tolerados sólo después de que se hagan otros cambios.

Del mismo modo, durante la evolución de un virus, una mutación que lo ayuda a evadir el sistema inmune humano sólo puede ser tolerada si el virus ha adquirido otra mutación de antemano. Este tipo de interacción mutacional limitaría la evolución del virus, ya que su capacidad para tomar ventaja de la segunda mutación depende de la primera mutación que ya ha ocurrido.

Volviendo al virus de la gripe, éstos poseen en su interior una nucleoproteína que desempeña un papel crucial en la replicación del material genético que provoca la infección. Estudiando las mutaciones que ha sufrido la nucleoproteína durante un período de tiempo se podría trazar los pasos más probables que ha dado para transformarse en las formas más recientes.


Representación tridimensional del virus de la gripe (dicyt.com). 

En concreto, la nucleoproteína de la cepa del virus de la gripe H3N2 sufrió hasta 39 mutaciones entre los años 1968 y 2007. Aunque la nucleoproteína todavía juega el mismo papel que en 1968, es decir, facilitar el ensamblaje del ARN viral en la célula infectada, 33 de sus 498 aminoácidos cambiaron durante esas cuatro décadas y algunos lo hicieron más de una vez.

Algunas de esas mutaciones históricas fueron malas para el propio virus, por lo que la nucleoproteína no habría podido mantenerse correctamente plegada el tiempo suficiente para hacer su trabajo. Otras afectaron partes de la proteína que son capaces de alertar a las células inmunes de una persona que un invasor está presente, ayudando probablemente a evitar la detección del virus de la gripe.

Durante el curso de la evolución de la nucleoproteína, algunas mutaciones también impulsaron su estabilidad, de manera que cuando se produjeron mutaciones posteriores, permitiendo al virus mofarse del reconocimiento inmune, estos cambios anteriores probablemente mantuvieron la estructura de forma estable para que la proteína todavía pudiera funcionar.

Nunca vamos a ser capaces de predecir la evolución, precisamente, porque es un proceso altamente estocástico. El papel del azar es tan grande que las predicciones a largo plazo de la evolución futura de cualquier proteína es una empresa muy arriesgada. Sin embargo, los estudios sobre cómo las proteínas han evolucionado ayudan a mejorar los pronósticos de qué cepas virales serán más propensas a circular en las próximas temporadas de gripe, información importante para el diseño de vacunas eficaces. En definitiva, ofrecen una visión de cómo y por qué las proteínas de hoy en día hacen lo que hacen.


Por Jesús @JGilMunoz 





PARA MÁS INFORMACIÓN...


- Este post participa en la LXII Edición del Carnaval de la Química, alojado en el blog Huele a Química del colega Pedro Juan Llabrés.

- La imagen de portada fue extraída de sciencenews.org.

Comentarios

  1. Dentro de la complejidad que supone el adentrarse en este complejo mundo de los virus, con la carga de conceptos bioquímicos que debemos manejar, decirte Jesús que lo has hecho de forma magistral por su didáctica y enfoque pedagógico. Enhorabuena y no te demores tanto en publicar. Hasta luego

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante un campo que ofrece n permanente trabajon a generaciones futuras dec científios, por lo que puede percibirse.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Símbolos de elementos químicos que ya nadie usa

Seguramente usted esté familiarizado con los símbolos de los elementos que aparecen en la tabla periódica, los cuales están estandarizados por la Unión Internacional de Química Pura y Aplicada (IUPAC) para un uso internacional.
Cuando un científico cree que ha descubierto un elemento nuevo, por lo general, lo anuncia con un nombre y símbolo nuevos. Además, puede que en libros antiguos de texto o revistas de otros países incluyeran elementos que más tarde fueron cambiados de nombre y símbolo una vez que apareció una lista oficial. En la siguiente tabla se presenta una relación de símbolos  y nombres de elementos que cayeron en desuso pero una vez tuvieron un lugar en la Química.
Símbolo Elemento Observaciones A Argón Ahora Ar. Ab Alabamina Nombre dado al falso descubrimiento del elemento astato (At). Ad Aldebaranio Nombre antiguo del Iterbio (Yb). Am Alabamio El alabamio es el nombre anterior dado a la alabamina. Am es ahora usado para el americio.

Enseñar ciencia a través de blogs de divulgación

Recientemente he finalizado el Máster de Educación Secundaria en un intento de abrir un camino más en mi trayectoria científica. Mi trabajo final lo dediqué, ya que estamos inmersos en el tema, a los blogs de divulgación científica, algunos de los vuestros están por ahí, y su aplicación en las aulas. Me lo han publicado en la revista Publicaciones Didácticas y quiero compartirlo con todos vosotros.

La batalla perdida contra el resfriado

>> Descargo de responsabilidad: Este post no es para tomarlo como consejo médico, siempre consulte al suyo propio.
Cada farmacia, sobre todo en esta época, cuenta con hileras de medicamentos diseñados para tratar o prevenir infecciones agudas del tracto respiratorio superior, o lo que es lo mismo: un resfriado común.A pesar de esto, muy pocos de estos medicamentos son capaces de cumplir con su cometido.En la mayoría de los casos, sobre todo cuando atañe a niños, los efectos secundarios de estos medicamentos pueden ser peores que los síntomas a tratar. El término “resfriado” engloba un conjunto de signos y síntomas tan familiares para nosotros como son secreción y congestión nasal, tos, dolor de garganta, estornudos y lagrimeo. Aunque también puede estar asociado a otros datos sistémicos como son fiebre, escalofríos, mialgias o artralgias. La causa más frecuente de los resfriados son los virus, siendo los rinovirus los causantes de aproximadamente la mitad de los resfriados.Otros vi…

La rosa de «La Bella y la Bestia»

La rosa roja tiene una larga historia. Su simbolismo se ha asociado con el amor y sus diosas Afrodita y Venus, con la Virgen María e incluso con una política progresista, aunque no mucho en los últimos tiempos, al menos en España. Es la rosa más elegida el día de San Valentín, pero una vez cortada, si se cuida bien, dura solo unos pocos de días, muy lejos de los años que se supone que perduró la rosa encantada de “La Bella y la Bestia”.

¿Por qué cambia el color de los langostinos al cocerlos? [Infografía]

Por Jesús@JGilMunoz
Esta infografía participa en el LIII Carnaval de la Química albergado en el blog amigo quimidicesnews.

El laboratorio de Pablo Escobar

La exitosa serie Narcos ha sacado a la palestra de nuevo la figura de Pablo Escobar, el que fuera uno de los narcotraficantes más notorios de finales de la década de los 80. Y con él, el surgimiento de los grandes cárteles colombianos y sus actividades para llegar a amasar colosales fortunas. Pablo Escobar comandaba el cártel de Medellín, considerado como la organización criminal más peligrosa del mundo, y su afán por la hegemonía del tráfico de cocaína le llevó a desatar sangrientos conflictos con el Estado.

El Eco científico de "El nombre de la rosa"

Siguiendo en mi línea de escribir al son de mis inquietudes, me gustaría compartir con ustedes algo que se me ha ocurrido en los últimos días. Os cuento: El pasado 19 de febrero falleció el escritor italiano Umberto Eco e inmediatamente mi padre me invitó a leer “El nombre de la rosa”, para muchos, su obra cumbre. Ya había tenido la oportunidad de leerle con “El cementerio de Praga”, el cual me gustó mucho. Quizá porque la historia está ambientada en la segunda mitad del siglo XIX, una época en la que Europa era un hervidero. El protagonista asiste a momentos históricos como la unificación de Italia o el fin del Segundo Imperio Francés y aparecen personajes reales de la talla de Giuseppe Garibaldi, Sigmund Freud o Alejandro Dumas, algo que suele atrapar y ayuda a entender muchas cosas al leer una novela de Historia.

Vida y obra de una molécula de oxígeno

El oxígeno (O2) constituye aproximadamente el 21% de la atmósfera terrestre, pero esto no ha sido siempre así: la atmósfera primitiva de la Tierra contenía solo pequeñas cantidades de este compuesto, probablemente como resultado de la reacción de la luz solar con el vapor de agua procedente de los volcanes. Solo se podía encontrar oxígeno en las moléculas de agua (H2O) o unidas al hierro formando óxidos, pero nunca de forma libre. La atmósfera rica en oxígeno de nuestros días (eón arriba, eón abajo) es la consecuencia de uno de los desastres climáticos más mortales de la historia de nuestro planeta.


English version >>>

Hace unos 2,5 millones de años la Tierra era muy diferente: no había plantas verdes ni, por supuesto, animales o insectos. Las únicas formas de vida eran bacterianas y vivían verdaderamente a la antigua usanza, es decir, en condiciones anaerobias. Estos primitivos organismos prosperaron en ausencia de oxígeno, confiando en el azufre para sus necesidades energétic…

El accidente de Chernóbil contado para escépticos

La central nuclear de Chernóbil está situada a 110 km al norte de la capital de Ucrania, Kiev, a tan solo 12 km de la frontera con Bielorrusia. Su construcción comenzó durante la década de 1970 y para dar hogar a sus futuros trabajadores y familiares se fundó la ciudad de Prípiat en sus proximidades. Se trataba de uno de los proyectos más prestigiosos de la época. Un intento más de la Unión Soviética de tomar la delantera a su “frío” rival americano en la carrera por dominar la energía nuclear, sería la central nuclear más potente del momento.

El lado oscuro de la Química

Tras el éxito de “Louis Pasteur, la vida antes de la vida”, la ilusión se ha mantenido intacta, de hecho, nos ha servido para continuar compartiendo Ciencia con todos vosotros. Tan solo dos meses más tarde os presentamos un nuevo especial en el que la Química va a tener un papel protagonista. Pero en este caso, desempeñará el papel del malo de la película.
Nadie con sentido común puede decir que la Química es mala para la humanidad, aunque sí es verdad que en ocasiones se ha usado con fines destructivos. Ante el inminente estreno de una nueva entrega de la saga Star Wars no se nos ocurre mejor idea que contaros un poco “El lado oscuro de la Química”. Seis dispares y curiosas historias en las que la Química ha jugado un papel siniestro, bien de forma voluntaria, bien desde la máxima ignorancia por parte de quien ejecuta la acción.
Ubicaremos este especial en las redes con el hashtag#QuimicaOscura y su programación será la siguiente:
16/11/15. El fuego como primera arma química. 17/11/15. E…