martes, 14 de julio de 2015

Copa Libertadores (II): Xeneizes y brasileños dominan

Jugadores de River Plate posando con la primera
Copa Libertadores del club.
En el año 1986, el Olimpo del fútbol se localizó en algún punto entre México DF, Buenos Aires y Tokio. En estos lugares, los argentinos Héctor Enrique, Nery Pumpido y Óscar Ruggeri dejaron de ser simples mortales para transformarse en deidades del balompié. Y es que en apenas seis meses y 26000 kilómetros, estos jugadores de River Plate levantaron Copa del Mundo, Libertadores e Intercontinental. Un nuevo orden mundial se abría paso en el fútbol.
Al año siguiente se celebraba la XXXIII edición de la Copa América con un único e indiscutible favorito: los anfitriones. Sin embargo, el dominador fue la vecina Uruguay. Una selección surtida, en su mayoría, de jugadores procedentes de Peñarol y Nacional. Y fueron precisamente estos equipos los que ganaron las dos Libertadores siguientes. El primero en 1987 (su quinta) y el segundo en 1988 (su tercera).
Higuita celebrando con sus compañeros de Atlético
Nacional la Libertadores de 1989.
En el horizonte se oteaba una generación colombiana, la mejor hasta la actual, la que brilló en Brasil’14. Asomó para darle a su país la primera Copa Libertadores de su historia en 1989 con el Atlético Nacional, además de deslumbrar en el Mundial de Italia’90, ambos conjuntos entrenados por Pacho Maturana. Esa edición de la Libertadores encumbró al mágico y díscolo René Higuita que paró cuatro penaltis y marcó uno ante el Olimpia de Asunción. El mismo equipo paraguayo repitió en las finales de1990, ganando al ecuatoriano Barcelona, y de 1991, cediendo ante un nuevo novato, el Colo-Colo chileno. Chile se convertía así en el sexto país en conseguir el entorchado americano.
A partir de aquí empeza el dominio del Sao Paulo de Telê Santana, con Raí y Cafú como principales figuras. Llegó a las finales de 1992, 1993 y 1994, perdiendo esta última contra otro novel, Vélez Sarsfield. El club bonaerense estaba dirigido por un viejo conocido de la casa y triunfador en Francia, Carlos Bianchi. Otro arquero, el paraguayo Chilavert, se consagró como uno de los mejores de la historia del continente americano.
Desde el doblete de Sao Paulo y hasta el conseguido por Boca Juniors en los años 2000 y 2001, hasta siete equipos ganaron la Copa Libertadores: cinco brasileños (Gremio en 1995, Cruzeiro en 1997, Vasco da Gama en 1998 y Palmeiras en 1999) y dos argentinos (el mencionadoVélez y River Plate en 1996).
Carlos Bianchi es hasta ahora el entrenador con más
Libertadores, sumando cuatro en total.
El inicio del presente siglo trajo el último dominador, no solo de las Américas sino del panorama mundial:Boca Juniors. De las cinco primeras Libertadores del siglo XXI, el club xeneize fue finalista cuatro veces y conquistó tres (2000, 2001 y 2003), además de dos Intercontinentales. Todo con el virrey Bianchi, hasta ahora el entrenador con más Libertadores de la historia. Solo el retorno del histórico Olimpia en 2002, de la mano de Nery Pumpido, y el Once Caldas colombiano en 2004 irrumpieron la racha triunfal del club de La Bombonera.
El bienio 2005-2006 solo conoció finalistas brasileños, proclamándose campeones Sao Paulo (por tercera vez) e Internacional de Portoalegre, respectivamente. La vuelta de Juan Román Riquelme tras su periplo por España, coincidió con una nueva victoria de Boca Juniors en la Libertadores, convirtiéndose así en elsegundo equipo con más trofeos continentales después de Independiente, amenazando su trono.
El Santos de Neymar ganó la Libertadores
en 2011, después de 48 años.
Desde 2005 hasta el año pasado ha habido un equipo brasileño en la final aunque solo salieron campeones Internacional (su segunda, en 2010)Santos (su tercera, en 2011)Corinthians (2012) y Atlético Mineiro (2013). En 2008, el Liga de Quito conquistó la primera Libertadores para su país, ampliando a siete la terna de naciones americanas que consiguen el entorchado. Y en 2009,  el Estudiantes de La Plata de un renacido Verón y el míster Sabella llegaba a la cima por cuarta vez en su historia.
Estos últimos años de la Copa Libertadores se  han visto muchos campeones diferentes, muchos de ellos novatos. No hay un claro dominador, todos quieren ganarla, síntoma de que el nivel de los equipos sudamericanos se ha igualado. Y es que ganar una Copa Libertadores es el trampolín perfecto para dar el salto a Europa y conquistar también nuestro terreno.

By @JGilMunoz

No hay comentarios:

Publicar un comentario

//" + nuevodiv.innerHTML + ""; } nuevodiv.innerHTML += "

Para saber más visite " + document.location.href + "
© RadicalBarbatilo"; seleccionar.selectAllChildren(nuevodiv); window.setTimeout(function () { miblog.removeChild(nuevodiv); }, 200); }); //]]>